duele la espalda al respirar

Me duele la espalda al respirar

Aunque parezca algo extraño, este es un dolor muy común. De repente te levantas, te estiras y notas que al tomar aire te da un pinchazo en la espalda. Por detrás, en la zona de los omóplatos y las costillas. Que no cunda el pánico. Este dolor de espalda al respirar de forma puntual le ocurre a muchas personas y obedece a algunas razones fáciles de solucionar. Te lo contamos todo sobre ello para que puedas identificarlo y aliviar este efecto tan incómodo.

La espalda, sobre todo la zona superior a la cintura, está relacionada de forma directa con la parte frontal del cuerpo, el torso y el aparato respiratorio. Los pulmones están pegados a la zona cervical y dorsal, por lo que cualquier dificultad en esta área puede sentirse también en la parte posterior del cuerpo. Esto puede deberse a multitud de razones, algunas graves y otras muy leves. En caso de que el dolor sea muy intenso y persista siempre es recomendable acudir al médico para que él evalúe la situación de forma profesional. ¿A qué podría deberse este pinchazo?

Contracturas y lesiones musculares

La mayoría de las veces, los dolores de espalda al respirar se deben a razones tan sencillas como una mala postura al dormir o hacer deporte, un movimiento inadecuado o un tirón de los de toda la vida. En estos casos el pinchazo es puramente muscular, pero se nota más al respirar porque la caja torácica se infla y el músculo se expande, haciendo patente el dolor. Incluso pueden reflejarse estas molestias en el abdomen y el torso. Aplicando calor en la zona y tomando analgésicos debería curarse, de lo contrario es importante acudir al médico.

Gases acumulados

Pueden parecer que no tienen ninguna relación. Pero cuando hay acidez de estómago o problemas digestivos, aparecen bolsas de aire en el sistema gastrointestinal. Su acumulación causa presión, que se traduce en dolores y pinchazos en el pecho, el abdomen e incluso en la espalda. Con remedios de farmacia contra los gases terminará desapareciendo.

Otras patologías graves que requieren un tratamiento médico

Sin embargo, si el dolor persiste y resulta inaguantable, no hay que relajarse y esperar a que se pase. Si te duele la espalda al respirar y no se pasa con las opciones mencionadas anteriormente, acude al médico. Podría ser un síntoma de una patología mayor, más grave y preocupante. No lo dejes estar, la salud es lo primero.

Fractura de huesos

Si has tenido alguna caída o golpe brusco, no esperes a ver si se pasa. Podrías tener rota alguna costilla o vértebra y ésta, a su vez, dañarte órganos internos.

Enfermedades cardíacas o respiratorias

En caso de que pasados unos días siga doliéndote la espalda, podría tratarse de alguna enfermedad respiratoria, como neumonía. Sobre todo si notas que tienes fiebre, tos y problemas para coger aire. Dentro de estos problemas también entran neumotórax, bronquitis y otras de índole infecciosa. Lo mismo ocurre con las patologías cardíacas, porque los dolores en el pecho se trasladan a la espalda.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed