La cirugia estética apuesta por la belleza natural

En los últimos lustros, cada vez más mujeres y hombres se animan a pasar por el quirófano para modificar alguna parte de su cuerpo con la que no se sienten de todo cómodo. Cuando los pacientes deciden someterse a una liposucción, una rinoplastia o cualquier otra intervención estética, lo hacen para mejorar su aspecto físico con un aspecto lo más natural posible, nada un aspecto de muñeca de plástico e irreal. Para satisfacer la voluntad de los pacientes, profesionales estéticos han mejorado sus técnicas para que sus pacientes luzcan su cuerpo con orgullo, sin complejos y con un aspecto completamente natural.

En este sentido, existen varios tipos de operaciones estéticas que debido a su alta demanda han ido evolucionando hacia técnicas más eficientes y otras que se han ideado recientemente para obtener resultados más naturales. Un buen ejemplo es la liposucción de muslos o de grasa abdominal, también conocida como lipoescultura.

La enorme demanda de esta técnica la ha convertido en una intervención muy rutinaria, prácticamente libre de riesgos y muy buenos resultados. Permite eliminar depósitos de grasa acumulada en ciertas zonas del cuerpo y remodelar ciertas áreas del cuerpo. La principal innovación es que la grasa extraída durante la liposucción puede inyectarse en pechos, o en otras partes del cuerpo en la que se desee aumentar el volumen como en nalgas o pómulos. El aumento de pechos con grasa antóloga tiene excelentes resultados en términos de recuperación y resultados (más naturales que los implantes de silicona).

Por su parte, las rinoplastias son otra de las intervenciones estéticas más realizadas, aunque seguramente unas de las más complejas. Independientemente de si el motivo por el que el paciente quiere cambiar la forma de la nariz es puramente estético, funcional o ambos, el cirujano debe conocer perfectamente la anatomía nasal, debe interpretar qué forma busca el paciente y ser capaz de predecir los cambios que resultaran de la modificación de cada elemento. Para conseguir los resultados esperados y con aspecto natural en una rinoplástia, gran parte depende de la capacidad y precisión del cirujano, más allá de las innovaciones técnicas. Es por esto que si tienes en mente pasar por el quirófano, deberías acudir siempre a un centro de medicina estética o a un especialista reconocido que te puedan garantizar, en medida de lo posible, unos resultados excelentes. Y en especial en intervenciones más difíciles como las rinoplastias.

En definitiva, la medicina estética avanza a un ritmo muy veloz y apuesta fuerte por la belleza natural. El miedo a pasar por el quirófano o el temor de no obtener los resultados esperados por parte de los pacientes cada vez es menor, con lo que cada año, miles de personas se someten a cirugía estética en nuestro país. Si tienes estos pequeños depósitos de grasa localizada y deseas deshacerte de ellas pero aún te da miedo el bisturí, existen técnicas sin cirugías, como el lipoláser o bien la ultracavitación. Así que ya sabes, si deseas lucir una figura esbelta, proporcionada y natural la medicina estética es la solución.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed