como combatir la psoriasis

El aceite de argán contra la psoriasis

El aceite de argán proviene de un fruto que se da en algunas partes del mundo, por lo que es muy exclusivo, y además tiene como característica el poseer innumerables propiedades que sirven para múltiples necesidades relacionadas con la estética y la salud, de ahí su importancia. Estudios de campo han demostrado que el aceite de argán ayuda enormemente a aquellas personas que sufren de psoriasis, una enfermedad de tipo crónica que afecta la piel y que se caracteriza por responder de forma rebelde a los tratamientos.

Quienes padecen de psoriasis saben lo molesto que es tener esta enfermedad, ya que su aspecto afecta negativamente la autoestima de quienes la sufren al caracterizarse por diversas manchas rojas cubiertas de escamas blancas o de tipo blanquecido que no desaparecen fácilmente. La razón por la que aparecen estas erupciones cutáneas se debe a que las células muertas se acumulan de forma tal que crean una placa de aspecto plateado o blanco, por ello, el aceite de argán cobre relevancia en este tratamiento.

Evitar psoriasis en codos, rodillas y otras zonas con aceite de argán:

La psoriasis aparece generalmente en los codos, rodillas, cara, zona lumbar e incluso en el cuero cabelludo produciendo una intensa picazón e inflamación, por lo que generalmente se recomienda el utilizar un producto como el aceite de argán precisamente para aprovechar la serie de nutrientes esenciales que le componen y de esa forma aliviar las molestias de esta nefasta enfermedad. Este aceite no solo ayuda a que la piel esté más humectada, sino también la suaviza, ambas cuestiones que se pierden cuando la psoriasis aparece.

Se quiera reconocer o no, la psoriasis genera verdaderas heridas en la piel (epidermis), y por lo mismo, las propiedades antisépticas del aceite de argán contribuyen a que la curación de las zonas afectadas sea más rápida de lo habitual. La utilización del llamado “oro líquido” es conveniente para todas las personas que sufren de sequedad en la piel, descamación e incluso acné, por lo que se recomienda enormemente aprovechar la versatilidad del argán para mejorar la salud y cuidar también la estética de forma sencilla y práctica.

Como siempre ocurre, es recomendable el que se pruebe el aceite de argán antes de aplicarlo por todo el cuerpo o las zonas afectadas, idealmente debe consultarse con el médico para que indique las mejores manera de utilizar este aceite y así no correr riesgos innecesarios.

 

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed