viajar niños sin padres

Todo sobre la autorización para viajar niños sin padres

Lo ideal es que los más pequeños siempre estén acompañados. Sobre todo en lugares abiertos y repletos de personas, donde la multitud multiplica el peligro de pérdida. Sin embargo, esto no siempre es posible y hay ocasiones en las que debemos confiar y dejarles ir a ellos solos. Un ejemplo de ello son los viajes. Ya sea porque sus vacaciones empiezan antes que las nuestras. O porque va a visitar a un familiar y no podemos acompañarle. Sea como fuere, los aeropuertos pueden ser nuestra peor pesadilla. Pero que no cunda el pánico, porque que vayan solos no significa que vayan desprotegidos. Para ello están todas las medidas de seguridad de viajes con menores, incluyendo el papeleo que te enseñamos a dominar.

El Código de Fronteras Schengen y su normativa para viajar niños sin padres

En el caso de la Unión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo establecieron en 2006 un código comunitario que permite la libre circulación de personas europeas por el territorio de la Unión. Esta legislación también contempla la posibilidad de menores viajando sin sus padres o tutores de forma segura. Sin embargo, requiere la presentación de una autorización ante los agentes fronterizos. Ésta es la responsable de establecer que el niño o niña no abandona su territorio nacional contra la voluntad de sus progenitores o responsables legales.

Esto se aplica a menores de 18 años que viajen ellos solos. O que viajen acompañados de adultos que no sean sus responsables directos y no ejerzan la patria potestad del joven. De esta forma, las autoridades de cada país garantizan la seguridad de los niños y jóvenes, evitando huidas, secuestros o desapariciones incontroladas. Para ello solo hay que presentar a la Guardia Civil el siguiente documento.

La autorización para viajar niños sin padres

El documento que deja patente la salida legal de un niño del país debe gestionarse en la Guardia Civil o Policía Nacional, con un documento en el que se incluyen todos los datos del menor. Así como de sus padres o tutores y de su viaje, incluyendo destino, quién se hará cargo de él o ella al llegar y cuanto tiempo durará su estancia. Esta autorización puede descargarse para completar en la página web de la Guardia Civil, o bien solicitar y rellenar por escrito en una oficina autorizada.

Cuando el impreso esté relleno y completado, debe presentarse en una oficina de la Guardia Civil, junto al documento de identidad o pasaporte del joven, el libro de familia y toda documentación que acredite la patria potestad del menor. Allí se validará si todo está correcto, dando vía libre para comenzar el viaje. Es importante tener presente que el documento solo tiene una validez de 30 días desde su expedición y que debe llevarlo consigo durante todo el tiempo que dure su viaje al extranjero.

¿Qué documentación necesitan para viajar niños sin padres?

Cuando cumplen 16 años ya no necesitan ir acompañados de ningún adulto responsable. Les bastará, entonces, con llevar pasaporte, DNI, autorización de los padres y el libro de familia para probar su afiliación. Sin embargo, los niños más pequeños suelen ir siempre acompañados de alguna persona encargada del viaje. Ya sea un profesor, un tutor o un monitor que les acompañe en la experiencia.
Si ninguna de estas figuras está disponible, los aeropuertos ofrecen un servicio de azafata acompañante. Él o ella los recoge en el punto de control a la entrada del aeropuerto, para que no tengan que hacer solos ni el control de equipajes. En este caso, el niño necesita toda la información mencionada anteriormente. Pero también el DNI de la persona responsable de ellos durante ese viaje, su teléfono de contacto y todos los datos del viaje, tanto de los vuelos como de las fechas y horarios de salida.

El permiso para viajar niños sin padres cuando éstos están divorciados

En esta situación familiar más complicada hay que ir sobre seguro. Para ello, lo primero que hay que hacer es revisar la sentencia judicial sobre el divorcio, en la que se dictamina quién de los dos tiene permiso para permitir al niño salir al extranjero. En caso de que no haya especificado y ambos ejerzan la patria potestad juntos, podrán viajar sin necesidad de que el ex-cónyuge tenga que rellenar papeleos. Eso sí, siempre y cuando lo hagan en los periodos que les corresponda el menor, vayan a países de libre circulación de la Unión Europea y el niño tenga su DNI o pasaporte actualizado.

Eso sí, si uno de los progenitores se opone al viaje y niega su consentimiento, éste no podrá viajar legalmente. Para evitar confrontamientos de este tipo es necesario convencerle, buscar mediación o ayuda fiscal si hace falta. De lo contrario será ilegal sacar al niño de su país de origen. En caso de negativa sin razón de peso, un abogado puede solicitar una autorización judicial que sustituya a la del progenitor que se niega.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed