¿Para qué sirve la relajación después de una actividad física?

¿Para qué sirve la relajación después de una actividad física?

Tan importante es el calentamiento previo al ejercicio físico como la relajación tras el fin de la actividad. ¡Descubre por qué!

[wp_ad_camp_1]

Para encontrarnos bien en el día a día, en lo que se refiere al cuerpo y a la mente, es necesario realizar, al menos, 30 minutos de actividad física. Con esta, aceleramos nuestro cuerpo, ponemos en marcha nuestros músculos de manera intensa y, tal y como este proceso es necesario hacerlo de manera gradual, también lo es para terminarlo.

Somos conscientes de que antes del ejercicio es necesario calentar para evitar después posibles lesiones, sobrecargas o agotamiento. Asimismo, al terminar, es imprescindible ir relajando los músculos poco a poco, de manera que los últimos minutos de nuestra actividad vaya desacelerándose el movimiento de manera gradual y estabilizando todo el sistema cardiorrespiratorio.

A la hora de practicar cualquier deporte, descansar y hacerlo de la manera correcta es tan importante como el propio deporte realizado. Cuando se ha terminado con la actividad, es importante mantener la calma durante unos minutos mientras se realizan los estiramientos. Esto devuelve al cuerpo a la normalidad de forma sosegada, relaja los músculos que se han trabajado y los desactiva de forma suave.

La relajación está formada por un conjunto de ejercicios destinados a dar flexibilidad a los músculos. Es el paso intermedio entre el ejercicio intenso y el descanso completo. Nuestro cuerpo necesita un periodo de recuperación después del esfuerzo y debemos respetarlo. Se deben realizar durante, mínimo, cinco minutos, manteniendo cada estiramiento, al menos 20 segundos para que sea efectivo. ¿Qué estiramientos realizar? Cada día, puedes preparar una serie de ejercicios que estiren los músculos que se han sometido a mayor actividad en el entrenamiento, pues aunque estires todos, estos serán los que necesiten más tiempo para llegar a la relajación absoluta.

Después de un entrenamiento, las fibras musculares sufren micro roturas que solo el descanso y la relajación pueden reparar y favorecer su crecimiento. Sin el imprescindible descanso después de entrenar, no es posible mejorar el rendimiento.

[wp_ad_camp_2]

Relajarse estirando los músculos

La relajación puede encontrarse de diferentes formas. Se trata del conjunto de técnicas para reducir el tono muscular excesivo conseguido durante los movimientos y proporcionar una distensión física y mental.

Los mejores estiramientos que se pueden realizar son los de pilates o yoga, dos actividades con las que se estiran cada uno de los músculos del cuerpo y se realizan movimientos para mantenerlos en forma.

Relajarse realizando masajes

Otra manera de relajar los músculos tras la actividad es mediante auto masajes. Con ellos, se proporciona un estiramiento del músculo y la fricción le da calor, lo que hace que se desinflame. Un masaje es perfecto para reducir las posibles molestias que nos haya causado la actividad o que puedan surgir.

Recuerda que realizar estiramientos y/o es el proceso que va desde el fin de la actividad física hasta el descanso completo, por lo que es un paso de gran importancia para encontrarnos bien física y mentalmente.

 

¿Te ha gustado?¡Comparte!