Salud

¿Es realmente efectivo el tratamiento homeopático?

homeopatia

Inventado hace 200 años por el científico Samuel Hahneman, el tratamiento homeopático se presenta al mundo como una complementaria a la medicina convencional para tratar los síntomas de las enfermedades. La homeopatía, que se apoya sobre dos principios básicos de actuación, es utilizada prácticamente por un tercio de la población mundial.

Los dos principios básicos sobre los que trata la homeopatia se refieren a la utilización de una sustancia en una pequeña cantidad que provoque en el ser humano los mismos síntomas que una enfermedad, ya que de esta forma también posee la base curativa de tal enfermedad. El otro principio va más dirigido a que el activo que tiene lugar en el organismo para la curación es más efectivo cuanto más diluido esté en el agua.

La comunidad científica tiene sus dudas respecto a la eficacia de este método, y de hecho continúan con la recomendación de la medicina de toda la vida. El principio activo, de acuerdo a los defensores del tratamiento homeopático, es más eficaz toda vez que se diluya más y más en el agua. Esto se hace con el objetivo de que el líquido acuoso guarde las propiedades de la curación y su ingesta por la persona enferma tenga efecto para procurar su bienestar.

La homeopatía, ¿tiene un efecto real?

De nuevo es la comunidad científica la que saca a relucir sus dudas sobre el verdadero efecto de un método de curación tan simple como es la homeopatia. Muchos expertos son los que creen que se habla más de un tratamiento inocuo que de algo realmente útil para curar una enfermedad, pero lo cierto es que son numerosas las personas que conocen los beneficios de la homeopatía.

Si se trata de resolver el problema de raíz, no se asegura a ciencia cierta que se erradique, pero eso no lo asegura prácticamente ningún tratamiento excepto el cambio de estilo de vida y otra serie de esfuerzos que un paciente debe realizar y ser muy constante.

En cualquier caso los beneficios de la homeopatía están demostrados en tanto en cuanto los pacientes se sienten mucho mejor cuando recurren a ella.

La homeopatía y su relación con las enfermedades peligrosas

No obstante, la homeopatía llega a tener un efecto real en el caso de las enfermedades comunes o que no conllevan un riesgo sobre la vida. Si este tratamiento se llevase a cabo en enfermedades más peligrosas, la homeopatía es un tratamiento más arriesgado. No obstante, hay casos en los que finalmente la persona en cuestión ha notado una evidente mejoría.

Al final lo que se busca es encontrarse mejor en el aspecto saludable. Por ello se vuelve más necesario si cabe asegurarse del buen funcionamiento del tratamiento antes de exponerse a él, dado que el efecto contrario solo empeora la situación de aquel que lo empieza a probar.

Se recomienda, como siempre, consultar la situación de salud de cada individuo antes de exponerse a este u otro tipo de tratamiento para evitar un resultado peor.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*