viajar con autocaravana por Europa

10 consejos para viajar con autocaravana por Europa

Existen muchísimas formas de descubrir el mundo que nos rodea. Una de las más baratas, liberadoras y divertidas es con una casa remolcada. Llevar tu hogar a cuestas con una autocaravana te permite tener cerca todo lo que necesites, estrenar vistas nuevas cada día y disfrutar del aire libre y la naturaleza. Sin embargo, no basta con alquilar una y echarse a la carretera. Hay una serie de trucos y consejos que es importante tener en cuenta antes de lanzarse a viajar con autocaravana por Europa. ¿Conoces los 10 tips de los que hablamos?

Un mapa de carretera para evitar peajes

Esta forma de turismo itinerante nos permite descubrir muchos rincones nuevos. Pero si no tienes prisa, lo mejor será optar por carreteras nacionales y evitar las de peaje. Hazte con un mapa de carreteras que lo indique o el propio Google Maps. ¡Tu bolsillo notará la diferencia!

Cuidadín con la velocidad

El límite de velocidad genérico establecido no se aplica a los vehículos de gran tamaño. Las autocaravanas que pesen menos de 3,5 toneladas sí podrán seguir la normativa general de tráfico. Pero si tu casa con ruedas pesa más, el límite de velocidad desciende a 80km/h en carreteras, 100km/h en nacionales y 110km/h en autovía.

Cada país tiene su normativa

Es importante investigar en Internet y saber cuál es antes de entrar e el país en cuestión. Por ejemplo, Francia tiene más permisibilidad para pernoctar, pero sus peajes son más altos. Y en otros lugares como Suiza o Hungría requieres un permiso especial para circular por autopista.

El tamaño (de la autocaravana) sí importa

El volumen y peso de la autocaravana no solo determina la velocidad en carretera. También condiciona la entrada a determinadas áreas urbanas, como los cascos antiguos o centros de ciudad. Esto ocurre porque hay calles minúsculas en las que el tránsito de un vehículo grande es inviable y conviene estar al tanto para no meterse en follones.

Aparcamiento para la noche

La acampada libre está muy regulada en Europa y cambia en función del país. Especialmente para evitar incendios o accidentes. Puedes aparcar en cualquier espacio destinado a ello, siempre y cuando el vehículo no estorbe y no se quede allí a pasar la noche. Es decir, la autocaravana puede estar aparcada pero si hay gente durmiendo dentro se corre riesgo de multa. Hay excepciones, como Alemania, que permite pernoctar.

El agua de la autocaravana es limitada

Las autocaravanas están dotadas de cocina, baño y ducha, lo cual resulta muy cómodo en el día a día. Obviamente, esta agua no es ilimitada sino que termina por agotarse. Por eso hay que conocer puntos en el mapa donde poder parar a rellenar el depósito, como gasolineras o áreas específicas de autocaravanas.

Hay que evacuar el depósito

No todo es idílico y de ensueño en los roadtrip con autocaravana. La limpieza y el vaciado de los depósitos nunca es agradable. Existen lugares destinados a vaciar estas aguas grises y negras, con grifos para limpiar los wc químicos.

La seguridad es lo primero

Esa autocaravana se convierte, durante el tiempo que sea, en tu hogar. Por eso hay que evitar ser asaltado o robado en ella, para no tener disgustos. Las normas de seguridad son fáciles: cerrar bien puertas y ventanas, instalar alarmas, cierres auxiliares y candados, detectores de humo, etc. Los básicos para garantizar la tranquilidad, especialmente durante la noche.

Viaja ligero

Una autocaravana no es una mansión de dos pisos. Su espacio es limitado y hay que sacarle el máximo provecho. Por eso viajar ligero es esencial, con solo lo necesario para vivir con cierta comodidad.

Asegúrate

No hay autocaravanas de sustitución en caso de avería. Por eso es importante revisar bien el vehículo y contar con un buen seguro que te cubra la noche de hotel en caso de accidente o problemas que requieran taller.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed