gin tonic calorías

¿Qué engorda menos la cerveza o el gin tonic?

A todas nos gusta mantener la línea y mostrar un buen cuerpo, ya que eso hace que nos sintamos más atractivas y seguras de nosotras mismas. Por este motivo, muchas de nosotras vigilamos todo aquello que tomamos. Sin embargo, compaginar la vida social y llevar un estilo de vida saludable puede llegar a ser un quebradero de cabeza. No se trata solo de lo que comemos cuando estamos fuera de casa, sino también de lo que bebemos. De ahí que cobre sentido que nos hagamos la pregunta: ¿qué engorda menos la cerveza o el gin tonic? Y partimos de la base de que somos conscientes de que ambas bebidas nos pueden hacer ganar peso y sería mejor no tomarlas, pero de vez en cuando hay que darse un capricho.

¿Es recomendable beber gin tonic si estoy de dieta?

¿Qué engorda menos el gin tonic o la cerveza?

Si eres una amante del gin tonic te tengo una mala noticia: la ginebra engorda. Sí, lo siento. Esta bebida creada a partir de las bayas de enebro no es inocua como el agua.

¿Cuánto engorda un gin tonic? Pues la cantidad de calorías del gin tonic es de unas 180 aproximadamente. Esa cifra incluye, por supuesto, la tónica, una bebida que, debido a su alto contenido en azúcar, hace que se dispare el número de calorías que contiene este combinado (puedes rebajar aún más las calorías mezclando la ginebra con tónica light).

Por su parte, la cerveza es una de las bebidas que más se consume en España. Su capacidad refrescante la convierte en una opción ideal, sobre todo, cuando el sol comienza a asomar y a apretar. Pero esa virtud es también su mayor defecto. Al estar tan fresquita y apetecible hace que sea imposible beber solo una.

Volviendo ahora a las cifras, una lata de cerveza de 33 cl. tiene unas 150 calorías, por lo que, si redondeamos, beber un litro de cerveza puede suponer una cantidad de calorías próxima a las 450 calorías.

Si tenemos en cuenta que es más que probable que con un par de gin tonics estés servida, sale más a cuenta beber ginebra. Pero mucho ojo con beber ginebra como si fuese agua o será mucho peor.

Y hablando de agua, cuando bebas, alterna siempre el alcohol -da igual que sea cerveza o gin tonic- con abundante agua. Además, el agua te ayudará a combatir la deshidratación provocada por el consumo de alcohol y que es la causante de la odiosa resaca del día después. Añádele el beneficio de que el agua aplacará tu sed y te ayudará a consumir una cantidad de alcohol mucho más reducida.

Beneficios de la ginebra (y el gin tonic)

Beber ginebra de vez en cuando en su justa medida es positivo para tu organismo. Estas son algunas de sus propiedades:

  • Es antiinflamatoria y analgésica.
  • Es digestiva.
  • No posee ácidos grasos ni colesterol.
  • Es diurética: ayuda a eliminar las toxinas y todo lo que sobra en nuestro organismo.

Beneficios de la cerveza

¿Cerveza o gin tonic?

Sí, la cerveza también tiene propiedades beneficiosas para ti:

  • También es diurética.
  • Previene la anemia y alivia los síntomas de la menopausia.
  • Mejora la salud cardiovascular.
  • Retrasa el envejecimiento.
  • Fortalece los huesos.

¿Cuál es la bebida alcohólica que menos engorda?

Cuando lanzamos al aire la pregunta ¿qué bebidas engordan menos?, la gran ganadora es siempre el agua, indispensable para ayudar a que nuestro organismo funcione a la perfección. No obstante, su falta de sabor la convierte en una bebida “aburrida”, por lo que cuando salimos es habitual es optemos por otras bebidas con más “chicha”.

Si lo que quieres saber es qué bebida alcohólica engorda menos (de las de alta graduación), la respuesta es el vodka. Esta bebida blanca suele encontrarse con el mismo problema al que debe hacer frente la ginebra y es que se suele tomar combinada con algún tipo de refresco o zumo, lo que dispara ostensiblemente el número de calorías que se consumen.

Llegadas a este punto, es necesario señalar que, independientemente de cuál sea la bebida por la que te decantes, es aconsejable que bebas con moderación tanto en cantidad como en lo relativo a la frecuencia de consumo. Eso sí, cuando bebas, permítete disfrutarlo y dejar atrás cualquier posible sentimiento de culpa.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
botas para la lluvia