Ocio

Whatsapp, Tinder, Instagram… ¿Cuántos datos gastamos?

Actualmente el teléfono móvil ya no sirve para llamar por teléfono como hace una década, si no que sirve ya para cualquier función multimedia relacionada con el ocio y la comunicación, y el mero hecho de llamar ha quedado en un segundo dato. Por eso hoy en día realmente lo que se buscan son tarifas móviles baratas que tengan relación con el consumo de datos, y no con los minutos de llamadas en sí.

El problema radica en que es tan importante conseguir una buena tarifa de datos como saber administrarlos cuando no estamos tirando de una conexión WiFi. Por eso, hoy vamos a hablar de ciertas aplicaciones con las que hay que tener cuidado si queremos que nuestra tarifa de datos no se quede corta ya en la primera semana de cada mes.

Facebook

Facebook es una aplicación ideada inicialmente para su uso en PC, pero que actualmente se usa en cualquier dispositivo, el problema es que es una app en la que tanto fotos como vídeos se descargan automáticamente, es decir, siempre que nos metemos en Facebook gastamos decenas y decenas de datos en pocos minutos. Por lo que primero deberíamos hacer es deshabilitar la reprodución automática de vídeos, que es dentro del servicio, lo que más datos gasta por segundo.

Twitter:

Con Twitter tendríamos el mismo problema que en la anterior app. Twitter tan sólo era una aplicación en la que compartir comentarios de 140 carácteres, pero con el tiempo se han podido ir añadiendo vídeos e imágenes… por lo que conviene desactivar las opciones que permiten descargar contenido automáticamente.

Instagram:

En Instagram también podemos elegir la opción de cargar sólo manualmente tanto las fotos como los vídeos. Además, cuando no dispongamos de conexión con WiFi deberemos evitar utilizar el Instagram Stories (algo que actualmente también deberemos hacer con Facebook), ya que también consumen una cantidad importante de datos.

Spotify:

Si pasamos de llevar la música descargada, Spotify puede consumir la mayor parte de nuestra tarifa si le damos uso diario, pero si somos usuarios premium podemos aprovechar su modo offline y, de esta manera, no gastaremos dato alguno.

Youtube:

Youtube es una app prohibitiva en cuanto a gasto de datos, pero si no tenemos más remedio que usarla, podemos minimizar el gasto eligiendo siempre la resolución baja de reproducción, ya que una calidad HD puede llegar a consumir más de cien megas en un vídeo de cuatro minutos escasos. Es decir, si nos descuidamos podemos dilapidar una tarifa de dos gigas mensuales en apenas media hora.

Netflix:

Es un caso peor que el anterior, una App de uso exclusivo para la conexión WiFi, ya que la tasa de consumo por hora en alta definición supera los tres gigabytes.

Tinder:

Tinder no es una App que gaste en sí muchos datos, el problema es que para usar su chat hay que estar geolocalizado, lo cual si hace gastar bastantes megas. Pedir el teléfono para ahorrar en datos nunca fue una mejor excusa para empezar a acercarnos a nuestra nueva posible pareja.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*