Pareja y familia

¿Vas a conocer a tu suegra? ¡Te damos los consejos más importantes!

By  | 
Foro Femquality

Cuando la pareja lleva un tiempo es hora de formalizar la relación. Una de las cosas más importantes es enfrentarse a conocer a los padres de tu pareja, y en especial a la suegra.

Muchas leyendas rodean al “mito” de la suegra. Diversos adjetivos se nos vienen a la cabeza a cualquiera que haya lidiado con una de ellas: brujas, meticonas, aburridas, amargadas… Lamentablemente, muchos de estos calificativos a veces son fieles a la realidad, para muchas mujeres cuyos matrimonios se extinguieron o sufrieron crisis, aunque no nos volvamos locos. También son personas, han pasado por toda una vida. Sólo debemos aprender a tratarlas, por el bien de nuestra relación.

Cuando se mantiene una relación estable, poco a poco se van dando más ocasiones y eventos en los que se tiene que tratar con la familia política, y especialmente con la suegra es recomendable ir con pies de plomo. Cenas, cumpleaños, celebraciones… pueden convertirse en verdaderos campos de minas o pruebas de aptitud más duras que las del ejército.

Consejos para sobrevivir a los encuentros con tu suegra

Como dice el refrán: “tanto ir el cántaro a la fuente se acaba rompiendo” y es normal que al tratar con la suegra poco a poco surjan “asperezas”. Para evitarlas, te damos unos consejos muy importantes que debes seguir en cualquier evento:

  • No llegues tarde: Esa reunión, cumpleaños, cena… tu suegra no te pondrá buena cara si te presentas en su casa y están todos esperándote sentados en la mesa a comer. Aunque tengas que llegar el día anterior, ¡ni se te ocurra llegar tarde!
  • Sé tú mism@: Hacerse el interesante o pecar de pedante no es buena idea; sin embargo, comportarse de la forma más natural que los nervios permitan y preguntar a tu suegra sobre sus intereses sí es una buena opción.
  • Habla: No te quedes demasiado callad@, a tus suegros les gustará saber sobre ti, tus inquietudes, tus planes de futuro, pero como hemos mencionado antes, no peques de pedante. Inicia la típica conversación sencilla para empezar.
  • Sé amable: Cuando termines de cenar o comer ofrece tu ayuda para recoger la mesa, o para lavar los platos. Les gustará que quieras echarles una mano.
  • Atuendo: Es bien sabido que “una imagen vale más que mil palabras” y en este caso no iba a ser menos. A los chicos no se os ocurra ir en ropa deportiva a una cena o evento, nunca da buena imagen a los futuros suegros. Y las chicas no deben obsesionarse, ni es una entrevista de trabajo ni tenéis que seducirles, así que mejor evitar faldas demasiado cortas o escotes muy profundos, pero también trajes demasiado formales. En ambos casos lo recomendable es encontrar un atuendo más o menos elegante con el que nos sintamos cómodos.
  • Protocolo: No olvides el protocolo básico. Es decir, no empieces a comer hasta que todos estén sentados a la mesa, no mastiques con la boca abierta, ni hables tampoco con la boca llena. Llevar un detalle al evento como una botella de vino o un pequeño regalo también es buena idea.
  • Muestras de cariño: Bajo ningún concepto te dejes llevar por la pasión con tu pareja delante de sus padres, y en especial de tu suegra. No es correcto y hace sentir a los demás presentes incómodos. Un beso y caricias tímidas en hombros, brazos y manos son más que suficiente; ya habrá tiempo para lo demás después, cuando necesitéis liberar la tensión del encuentro con sus padres.

Para terminar, el consejo fundamental: sé natural. Intenta por todos los medios controlar los nervios y la tensión que inevitablemente vas a sentir al conocer a sus padres y no te conviertas en una persona que no eres para tratar de impresionarlos. No mientas, no exageres, no te disfraces. Su familia, como tu pareja, sabrá apreciarte por lo que eres.

¿Queréis compartir con nosotros vuestra experiencia con los suegros? O ¿vais a conocerlos dentro de poco? Si es así, ¡mucha suerte!

¿Te ha gustado?¡Comparte!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *