Belleza y SaludTratamientos estéticos

Tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía

Rejuvenecimiento facial sin cirugía

Uno de los problemas que más preocupa a las mujeres de hoy en día en temas relativos a su belleza es, sin duda, la aparición de las líneas de expresión en el rostro. Hace años la única solución era pasar por el quirófano, pero poco a poco empiezan a aparecer nuevas técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía que nos permiten quitarnos algunos años de una forma natural y sin alterar los rasgos faciales.

Existen varias técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía, según las características de cada piel y el tipo y la cantidad de las arrugas, hay algunas opciones más recomendables que otras. Aquí os vamos a hablar de las tres más importantes:

Técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía: Peeling.

El peeling químico es un tratamiento que consiste en una limpieza facial, una exfoliación de la piel para abrir los poros y la aplicación de diferentes sustancias en función del tipo de piel y la cantidad y características de las arrugas. Estas sustancias, normalmente ácidos se aplican con la ayuda de un algodón y se dejan actuar durante unos minutos, posteriormente se neutralizan con inhibidores y como último paso se aplica un bloqueador solar.

Es recomendable su aplicación aproximadamente unas dos veces al año, aumentar la frecuencia de este tratamiento de rejuvenecimiento facial sin cirugía puede provocar un excesivo adelgazamiento de la piel.

Técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía: Peeling

Técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía: Botox.

Quien no ha oído hablar del famoso tratamiento de la toxina botulínica o botox. Pues bien, este tratamiento, recomendado para mujeres a partir de 30 años con arrugas más marcadas, consiste en la inyección de esta sustancia con el objetivo de bloquear parcialmente la contracción de los músculos y suavizar así los gestos del rostro.

Se recomienda aplicar este tratamiento de rejuvenecimiento facial sin cirugía dos veces al año, ya que sus efectos, activos desde las 72 horas de su aplicación, tienen una duración de aproximadamente 5 meses. Es realmente importante la aplicación del tratamiento por parte de personal cualificado, ya que una dosis excesiva o mal administrada puede tener consecuencias como una cara excesivamente inexpresiva, parálisis facial o cambios considerables en la forma de la cara.

Técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía: Botox.

Técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía: Láser.

Este tratamiento, más agresivo que los anteriores, está destinado a pacientes de más de 40 años con unas líneas de expresión y arrugas mucho más profundas. El tratamiento consiste en una exfoliación muy profunda de la piel mediante la aplicación de un laser, el cual produce pequeñas quemaduras en la piel. Después de estas pequeñas quemaduras es necesario un proceso de cicatrización, cuando éste finalice la piel quemada se caerá poco a poco, dejando paso a una piel más  nueva y de mejor calidad.

Este tratamiento de rejuvenecimiento facial sin cirugía no es apto para todos los pacientes, es necesario examinar el tipo de piel y determinar el tratamiento adecuado en cada caso.

Técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía: Láser

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*