Pareja y familia

Regalos originales para el nacimiento de un bebé

regalos de bebés

La llegada de un recién nacido al mundo siempre es motivo de alegría y joya. No hay nada como dar la bienvenida a un pequeño ser, surgido del amor, respeto y cariño que se profesan los padres de dicha criatura y que han querido, con este hecho, colmar su felicidad por completo.

Tener un hijo es todo un paso hacia adelante en el bienestar y la prosperidad de cualquier relación. Un acto que supone también compromiso y asumir que, a partir de este momento, habrá una persona más importante en nuestras vidas que reclame nuestra atención constante y nuestro cariño para seguir los pasos que antaño hicimos nosotros, de la mano de nuestros padres, para continuar debidamente con el ciclo de la vida.

Pero, aunque el sentimentalismo nos lleve a ver, por encima de todo, estas muestras insaciables de afecto y amor, detrás del nacimiento de cualquier pequeño -sea el hijo de un amigo o nuestro propio sobrino-, se esconden responsabilidades y obligaciones para con el pequeño, que deberemos tomar en cuenta; la primera de ellas, como buenos conocedores de la corriente que mueve al mundo actual, cumplir con dar un buen recibimiento al recién nacido y obsequiar, tanto a los padres como al bebé, con el apropiado regalo que merecen.

¿Cuál es la decisión acertada? Todos nos preguntamos lo mismo. Cuando llega el momento de hacer el regalo a los recién estrenados padres (o re-padres si repiten paternidad), llega el momento de hacer volar nuestra imaginación -sobre todo si todavía no sabemos qué significa en nuestra propia piel eso de “ser padres” y qué vamos a necesitar para cuidar de nuestro bebé-, y decidir con qué originalidad vamos a sorprenderles.

Funcionalidad y utilidad ante todo

A la hora de elegir, debemos tener clara una premisa y es que, por mucho que encontremos muy “cuco” un osito de peluche de dos metros de altura por metro de ancho, ese obsequio, en realidad, no servirá más que para ocupar espacio en el cuarto del pequeñín y quedarse en ese rincón hasta que, con los años, el niño sea mayor y quiera jugar con su compañero de habitación. Debemos pensar en la utilidad de las cosas y en que, nada más nacer, los bebés tienen preocupaciones mayores, mejor dicho, sus padres; quienes van a necesitar de toda la ayuda posible que se les pueda ofrecer para cuidar de su hijo y darle todo lo que merece en ese precoz momento de su vida.

Es por eso que, uno de los regalos más originales, y funcionales, que podemos hacer llegado el momento de recibir a una nueva criatura, son las canastillas para bebé. Estas cestas para recién nacidos auguran todo un acierto en la elección, principalmente, para los padres y que, al fin y al cabo, le harán un gran bien al bebé. Existen mil y una posibilidades, desde canastillas completas con un kit interminable de champús, cremas, toallas, ropa…, hasta canastillas baratas con las que quedar bien y dar al pequeño y a sus padres un detalle utilitario y bonito.

En base a las necesidades y al presupuesto que queramos invertir en el regalo, según el sentimiento de cercanía que nos una a el recién nacido, podremos elegir entre las distintas opciones que se nos ofrecen para darle una más que buena bienvenida al pequeño y, sin olvidarlo, ayudar a sus padres en la tarea de cuidar a su bebé, teniendo a mano todo lo que realmente necesitan para ello. A veces, aunque pueda parecer una obviedad, las cosas más obvias se olvidan y cuando pensábamos que ya lo teníamos todo para la llegada de nuestro hijo, como padres, nos damos cuenta que algo de suma importancia se ha quedado por el camino de los nervios de última hora. Es por eso que, cuando nuestros más allegados, familiares y/o amigos nos obsequian con esas cestas, obtenemos todo lo que verdaderamente nos faltaba para darle a nuestro bebé todo lo que necesita.

Cuando queráis, pues, sorprender con un regalo original y totalmente eficaz, no olvidéis pensar en que una canastilla para regalar a un bebé, es el mejor detalle que podéis tener con éste y con sus progenitores. Y si todavía dudáis sobre qué podéis encontrar en cestas de este tipo, aquí os presentamos distintas posibilidades que podéis ver, desde canastillas por 30€ muy completas y prácticas, hasta canastillas a partir de 60€, según vuestros gustos y preferencias.

Todo recién nacido siempre recibe la atención que se merece y los regalos más inimaginables que podamos llegar a pensar, pero no olvidemos que ser originales no significa comprar el carricoche más grande o el moisés más caro. En el gesto se encuentra la intención y si con ello ayudamos realmente a los padres, démonos por satisfechos porque habremos cumplido con creces y, seguramente, nos estén eternamente agradecidos por el presente, más que por esos peluches inmensos que terminarán por ocupar un espacio tontamente y sin más utilidad que la que, precisamente ahora, les urge y necesitan.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*