Belleza y SaludDestacadoSalud

¿Qué son las copas menstruales y para qué sirven?

Las copas menstruales vienen a sustituir los tampones y las compresas, ofreciendo una alternativa saludable, cómoda y más económica.

Probablemente hayas escuchado hablar de las copas menstruales, entre conversaciones con tus amigas, o alguna persona que haya compartido su experiencia o su deseo de comprarla para ya dejar de utilizar los tampones y las compresas. De hecho, quizá hasta hayas llegado a un paso más allá, y buscado en Copamenstruales.com a fin de saber exactamente qué son y por qué muchos hablan de ella como un milagro y una salvación, una verdadera alternativa para protegerte en el momento de la menstruación.

La copa menstrual es un recipiente de silicona médica que se introduce en el interior de la vagina durante la menstruación, es decir, se inserta al igual que un tampón, doblándola en forma de C o en plegado interno para acomodarla. Viene en varios tamaños para encajar perfectamente sin importar el tamaño de la vagina. Es cómoda, y como se adapta a las paredes vaginales sin importar el movimiento que se haga, es totalmente segura.

La copa menstrual está hecha de silicón médico o TPE (elastómero termoplástico), que es hipoalergenico, no tiene químicos que afecten el organismo de la mujer, su superficie es lisa por lo que impide que alguna bacteria permanezca en el material, no absorbe ningún liquido ni deja restos de fibras, (a diferencia de los tampones tradicionales), lo cual la convierte en una opción saludable e higiénica. Adicional a ello, la copa ayuda a la vida sexual, ya que no absorbe los flujos, solo los recoge.

Es una elección más económica, porque es reutilizable y dura por más de 10 años. Además te protege durante más tiempo, el lapso de uso es hasta 12 horas (dependiendo del flujo vaginal) y aunque al principio se requiera práctica para colocarla o en caso de tener que quitarla en baños públicos exista problemas para lavarla antes de volver a colocarla, son temas superables y que una vez resueltos, te permite una libertad que el tampón o la compresa no puede proporcionar.

Adicional a todas sus ventajas, frente a sus pocas desventajas, ayuda al medio ambiente. A lo largo de su vida cada mujer utiliza alrededor de 12.000 compresas o tampones. Con la copa se evitan los residuos, y el silicón está hecho de material ecológico por lo cual es biodegradable.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*