Belleza

Protege tu piel con los productos adecuados

A todas nos gusta poseer un aspecto atractivo y saludable. Por eso nos preocupamos por nuestra dieta, buscamos las prendas de ropa que mejor nos sientan y prestamos atención a nuestro cabello. Pero a veces descuidamos un aspecto que tiene una enorme importancia: nuestra piel.

La piel requiere un cuidado constante, porque puede estar expuesta a múltiples agresiones externas. Cada estación el año conlleva unos riesgos específicos, pero es en verano cuando la piel sufre de manera especial. El sol, el agua del mar o el cloro de las piscinas pueden producir un deterioro de nuestra piel, por lo que se hace necesario multiplicar los cuidados e incrementar las medidas protectoras.

Cada parte de nuestro cuerpo precisa unos tratamientos específicos, tanto antes como después de exponernos al sol. Por suerte, el mercado de la cosmética ofrece multitud de productos para el cuidado y protección de la piel.

Cuidado facial

El enrojecimiento y las quemaduras son las complicaciones más habituales que suele sufrir la piel por efectos del sol, pero puede haber otras consecuencias, como la aparición de manchas en la piel. Los tratamientos faciales de SkinClinic permiten abordar estos asuntos desde dos vertientes: la prevención y el tratamiento posterior.

Para la prevención, existen cremas con filtro solar que inhiben la formación de manchas. También podemos contar con cosméticos que actúan a posteriori aclarando las manchas y que suelen aplicarse durante la noche.

En época de verano adquieren una enorme importancia la hidratación y nutrición de la piel, sobre todo después de la exposición del sol. El agua de mar y el cloro también son elementos potencialmente dañinos que requieren tratamientos especiales. Para ello contamos con cremas y emulsiones hidratantes, que restablecen el equilibrio hídrico de la piel y a la vez regeneran las células.

Cuidado corporal

Las cremas protectoras son esenciales para prevenir quemaduras solares y afecciones posteriores muchos más graves, como por ejemplo el cáncer de piel. Pero la superficie de nuestro cuerpo requiere además una buena hidratación. Para ello están especialmente indicados los productos con aloe vera, que proporcionan un bienestar cutáneo inmediato después de su aplicación. Una presentación que aporta una especial sensación de alivio es el hidrogel, muy refrescante y agradable al tacto.

Además de hidratar, en muchas ocasiones será necesario regenerar la piel. Para ello están especialmente recomendados los hidrogeles y las cremas a base de árnica y Vitamina E. Un producto muy práctico e interesante en verano es aquel que combina en el mismo frasco el jabón con la crema hidratante. De esta manera conseguimos una limpieza a fondo de la piel a la vez que restablecemos el equilibrio hídrico.

Cuidado capilar

Y no olvidemos el cabello. Los baños en el mar o en las piscinas y la exposición al sol suelen resecar y decolorar nuestro pelo. Si no queremos que se estropee y afee nuestro aspecto, es conveniente lavarlo con productos de calidad y, sobre todo, nutrirlo. Para ello podemos utilizar un sérum reparador capilar, un producto que sirve para desenredar el cabello, reparar las puntas y devolver la elasticidad.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*