Belleza y SaludSalud

Propiedades del rooibos: descubre el té sudafricano

propiedades del rooibos

El té de rooibos se ha ido haciendo cada vez más famoso en los últimos años gracias a sus excelentes propiedades y aplicaciones, y a su sabor agradable y levemente dulzón. No debemos confundirlo con el té rojo chino pu-erh, ya que el rooibos no es una especie de la planta del té Camellia Sinensis, sino un arbusto que crece en las montañas de Sudáfrica. Esta característica hace que las propiedades del rooibos sean únicas, y se diferencie principalmente en que no contiene ni teína ni cafeína.

Procedencia y producción del rooibos

propiedades rooibos

Como hemos dicho, el arbusto rooibos se cultiva únicamente en la región de Cederberg en Sudáfrica, donde se recogen sus hojas y se dejan oxidar el sol. Esta oxidación equivale a la fermentación del té oriental, y le proporciona a las hojas su sabor y su color rojizo.

Por otra parte, se ha empezado a producir también el denominado rooibos verde, imitando el té verde chino y japonés. Esta variedad se obtiene de hojas de rooibos no oxidadas al sol (no fermentadas), por lo que es mucho más rica en polifenoles antioxidantes, pero también de precio más alto.

En este artículo nos vamos a centrar en los beneficios y las propiedades del rooibos rojo, el más habitual.

Principios activos responsables de las propiedades del rooibos

Gracias a los últimos estudios científicos, se han identificado aproximadamente 200 principios activos en las hojas del rooibos. Conociéndolos sabremos a quién le debemos sus múltiples cualidades terapéuticas, y nos ayudarán a identificar otros productos buenos para nuestra salud.

Algunos de los principios activos del rooibos más importantes son:

  • Aspalatina: Proporciona al rooibos su acción antihistamínica (contra las alergias) y contrarresta los procesos ateroescleróticos que provocan enfermedades cardíacas.
  • Quercitina: Un antioxidante con potentes propiedades antinflamatorias.
  • Flavonoides (luteolina y rutina): Se trata de edulcorantes sin calorías que además no perjudican al esmalte de los dientes.
  • Polifenoles: Potentes antioxidantes que protegen a nuestras células del deterioro causado por los radicales libres.
  • Sales minerales : como el hierro y el calcio, muy importantes para nuestros huesos; el flúor, elemental para nuestra higiene bucal (previene la aparición de caries y frena el deterioro de los dientes); y el cobre, que potencia la asimilación de hierro, el metabolismo de las proteínas, la melanogénesis de la piel y el color del cabello.
  • Vitamina C: El rooibos presenta una proporción de vitamina C superior a la mayor parte de las plantas medicinales. Entre sus beneficios se encuentran, como sabemos, que es un buen antioxidante, mejora la asimilación de los minerales y protege el sistema inmunitario.
  • Dosis muy baja de taninos: la mitad del té común. Los taninos, a pesar de presentar propiedades antioxidantes y antinflamatorias, consumidos en exceso pueden reducir la absorción de nutrientes como el hierro o las proteínas.

propiedades rooibos te

Y su característica fundamental, que lo diferencia de los tés: carece de teína y de cafeína. Esto aporta a las propiedades del rooibos una aplicación única entre las infusiones, y es que embarazadas, niños y personas con problemas de tensión alta lo pueden consumir sin ninguna perocupación y sacar provecho de sus numerosos beneficios.

Beneficios que nos aportan las propiedades del rooibos

Como hemos dicho, las cualidades terapéuticas del rooibos son numerosas y muy similares a las de té rojo chino, salvo porque carece de cafeína y teína. De entre sus múltiples beneficios vamos a destacar los siguientes:

  • Estimula la digestión y el tránsito intestinal: como tónico digestivo es muy eficaz para tratar trastornos de la digestión como los dolores de estómago, espasmos gastrointestinales, hinchazón, diarrea, vómitos y mareos.
  • Es diurético, por lo que ayuda en la eliminación de toxinas por la orina y además previene y combate la retención del líquidos y el sobrepeso que ésta provoca.
  • Como antioxidante, protege todas nuestras células del desgaste causado por los radicales libres. Por ello es eficaz en el tratamiento de problemas de la piel, como psoriasis, eczemas, dermatitis, irritaciones y urticaria, tanto consumido como por vía tópica.
  • Regula el sistema nervioso, actuando como un sedante suave en casos de estrés.
  • Como antinflamatorio ayuda a tratar afecciones respiratorias como la faringitis, la laringitis o la bronquitis. Y usado como enjuague bucal, es eficaz contra llagas, aftas y encías inflamadas.
  • Es un antihistamínico natural, protegiéndonos contra posibles alergias.
  • Cuida nuestra dentadura: gracias a su contenido en flúor, calcio y magnesio,el rooibos protege a nuestros dientes del desgaste.
  • Protección contra enfermedades cardiovasculares: el consumo regular puede añadir a las propiedades del rooibos la capacidad de reducir los niveles de colesterol LDL y la tensión sanguínea.

Aplicaciones de las propiedades del rooibos

propiedades rooibos tes

Cada vez es más frecuente utilizar el rooibos en la cocina y no sólo como infusión, sino para realzar el sabor de nuestros platos. Se puede usar como ingrediente principal en adobos para carnes o también como sustituto vegetariano del caldo de pollo.

La infusión de rooibos también es frecuentemente consumida como bebida deportiva porque reúne tres cualidades excelentes para cuidar nuestro cuerpo durante el ejercicio físico: su efecto antioxidante nos protege frente a la acidificación provocada por el ejercicio excesivo, su aporte mineral nos ayuda a reponer las sales minerales eliminadas, y su bajo contenido en taninos no dificulta la metabolización de las proteínas.

En conjunto, las propiedades del rooibos favorecen la nutrición general de nuestro organismo convirtiéndolo, además en un sustituto natural ideal de las bebidas isotónicas, en una infusión excelente para introducir en nuestra rutina diaria y beneficiarnos de sus múltiples ventajas.

¿Ya tomáis rooibos habitualmente? ¿Habéis notado sus beneficios? ¡Comentádnoslo!

Share:

Leave a reply

*