Pareja y familia

Pequeños trucos para compaginar la vida laboral y familiar tras tener un bebé

Dicen que ser madre es la cosa más bonita del mundo, pero al mismo tiempo también se suele decir que es algo muy complicado, no solo por el esfuerzo que requiere, aunque se dé de buena gana, sino por el gran número de horas que conlleva, lo que hace muy difícil compaginar la vida familiar con la laboral. Tras pasar el embarazo, muchas mujeres se plantéan dejar de trabajar para cuidar a su bebé, pero no todas pueden hacerlo ya que el dinero que ganan con su empleo a veces es muy necesario para, acompañado del de su pareja, puedan llegar a fin de meses cubriendo todos los gastos. Por eso, en muchas ocasiones se recurre a familiares que puedan cuidar del pequeño como las abuelas (¡Benditas sean!), hermanas, primas o incluso amigos cercanos. Otras veces se recurre a servicios de cuidado de niños, llamando a niñeras que puedan ayudar durante algunas horas, pero se trata de un gasto extra que no siempre se puede permitir. Sea quien sea el que cuide del bebé, debe tener todo lo necesario para hacerlo lo mejor posible. Para ello, la casa donde esté debe estar totalmente equipada.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, comprar es una tarea totalmente diferente a como se la conocía antes, ya que se puede hacer a través de la red con tan solo unos clicks. No es necesario salir de casa, recorrer varias tiendas para comparar y finalmente volver y cargar con todo por escaleras o ascensor, sino que basta con tener acceso a Internet, navegar por páginas web y seleccionar los productos que nos interesen. Una vez pagados, éstos llegarán al domicilio indicado en tan solo unos días. Muy fácil y, sobre todo, muy cómodo. Las plataformas virtuales que ofrecen este tipo de servicios para el mundo de los recién nacidos como Outletbebe, entre muchas otras, venden multitud de artículos totalmente recomendables.

Entre estos se pueden destacar los siguientes:

– Bañeras de bebé baratas de Outletbebe. A veces el baño puede ser una tarea muy difícil, dependiendo del bebé, pero puede hacerse divertido a vista de los pequeños. Para ello, se recomienda usar bañeras especiales y coloridas como pueden ser las hinchables, que están diseñadas para cumplir con las necesidades de comodidad y seguridad del bebé. Están pensadas para durar varios años y crecer a medida que lo haga el bebé, puesto que tienen varias posiciones y se adaptan a la altura del mismo. Asimismo cuentan con un separador que evitará que el bebé se resbale. Otras bañeras muy recomendables son las shantala, que tienen están diseñadas para que el bebé pueda adoptar la forma que tenía en el útero. Son muy cómodas puesto que permiten que el bebé se sostenga solo y de esta manera, quien les bañe tiene las manos libres.
– Cunas infantiles para dormir. El lugar donde nacen los sueños de nuestro pequeño será uno de los más especiales de toda su infancia, por lo tanto, tiene que ser cómodo y estar decorado a su total gusto, que se irá descubriendo con el tiempo. Algunas de las cunas más recomendables son aquellas que se pueden llevar de viaje para que el bebé no se desoriente con los cambios fuera de casa.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*