Decoración

El papel pintado está de moda

Como ocurre con todas las modas el papel pintado ha vuelto para quedarse y está vez lo ha hecho con más fuerza que nunca, llegando a convertirse en todo un imprescindible cuando se trata de asuntos de decoración. Atrás quedaron esos años en los que los papeles pintados eran cosas de personas mayores que siempre lucían los cuatro o cinco modelos típicos de su época. Ahora hay para todos los gustos, todos los estilos y todas las estancias. De hecho, se puede encontrar en el mercado papel pintado infantil o porqué no papel pintado para cocina o baños, habitaciones donde antes era impensable usarlo. Pero, ¿por qué ha vuelto su uso?

  1. Un cambio radical por muy poco dinero. A todo el mundo le gusta lucir su casa lo más bonita posible y como los tiempos van cambiado, el hogar tiene que estar acorde con uno mismo pero, a veces, supone una inversión muy grande el poder decorar de cero. Con el papel pintado esto no es un problema porque su adquisición está al alcance de cualquiera y con algo tan sencillo como cambiar la apariencia de las paredes se da un nuevo look a toda la estancia.
  2. Opciones para todos los gustos. Pintar una pared supone el contar con profesionales o, cuanto menos, dedicar unas cuantas horas a preparar cada habitación y después a pintarla tratando de que quede lo más profesional posible. Con el papel pintado los acabados son perfectos y cada cual puede elegir el papel que más le pueda gustar. En el caso de los más pequeños de la casa esto es ideal porque, a buen seguro, a medida que vayan creciendo querrán contar con una decoración completamente distinta y sólo con tener un papel pintado más acorde se podrá conseguir. Hasta hay en el mercado papeles pintados que imitan diferentes texturas, como podría ser la piedra, las pieles o la madera.
  3. Resultados impecables y fácil limpieza. Pudiera parecer que poner papel pintado es muy complicado y, como todo, se puede comprobar que no es así en cuanto que se coloca el primer trozo, tan sólo hay que tener un poco de paciencia al principio. Por otra parte, el papel pintado cuenta con la ventaja de que resulta muy fácil de limpiar, tan sólo hará falta pasar un trapo húmedo por su superficie para que siempre luzca impecable.
  4. Se pueden tapar imperfectos. Sí, en cuanto que una casa se pone como se quiere es normal que acabe habiendo algún que otro desconchón en la pared o que, simplemente, queden restos de aquellos muebles que estuvieron allí en su momento, como podría ser el caso de una estantería y los agujeros que ésta deja. Con un papel pintado se consigue partir de cero porque todo eso queda tapado por el mismo.
  5. Compra online. Como la variedad de papel pintado es muy grande y puede resultar abrumador pasar a ver cual es el más indicado, desde la comodidad del hogar se pueden ver todos los modelos que existen y optar por el más adecuando. Un consejo es tener en cuenta los muebles que se tienen, de ser el caso, o que el mismo papel pintado sirva como referencia para el resto de la decoración.
¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*