Emprendedoras

Las tazas personalizadas: un negocio que vuelve al alza

tazas para empresas

¿Quién no está al tanto de lo que supone la personalización de los productos? Sí, personalización. La palabra que más vinculación tiene a ésta a día de hoy es revolución.

Y es que nos encontramos en un dislocado momento en el que en el que la disconformidad con lo que nos venden está demasiado extendida. Desde el momento en el que los artículos que nos ofrecen en un catálogo no convencen al público, queda patente la necesidad de algo diferente. Es indudable pensar que, cada vez más, lo original y exclusivo está por encima de lo tradicional y común. Por ello, toca detenerse en el ámbito que concierne a las tazas personalizadas. Un mundo en el que la variedad de los diseños es la nota predominante.

Su riqueza reside en cada momento, ya que hay tazas que evocan cada situación. Cumpleaños, aniversarios, días especiales (Días del Padre y de la Madre) o fechas, tales como Navidad o San Valentín, son algunos de los momentos del año que se encuentran caracterizados y reflejados en este tipo de productos. No obstante, este tipo de diseño no es exclusivo, ya que la mejor creación corre por cuenta de la imaginación de la persona que quiere el producto. En este sentido, no hay que dudar un segundo de la originalidad y singularidad de éste, por lo que es más que razonable que muchas personas lo encuentren un regalo perfecto.

Tanto es así que hace ya varios años se concebía regalar una taza personalizada como un presente muy bien valorado por el público y que atraía a clientes, familiares, parejas y amigos. Sin embargo, el descenso de ventas de este artículo se produjo cuando quedó menospreciado a detalle de promoción. De hecho, dicho declive era existente hasta no hace mucho. Pero como la mayoría de productos en el mercado, todo va por ciclos.

Tazas personalizadas como regalo personal o para empresas

Si la introducción en el comercio de las tazas personalizadas fue un éxito en su día, y luego decayó, ahora toca de nuevo hablar de auge. En este sentido, la principal culpable no es otra que Mr. Wonderful. La marca catalana fue la que puso, y en cierto modo lo ha vuelto a hacer, de moda un producto en el que los mensajes motivacionales, románticos (un claro ejemplo son las tazas para novios) y, en su generalidad, positivos son su esencia.

Se trata de un regalo que esta vez ha regresado para perseverar en el tiempo. Así lo demuestra la amplia gama de versiones de las mismas. Siguiendo esta línea, muchas son las empresas que han optado por rescatar este producto para aquellos negocios, o personas en su defecto, que pretendan llegar a los hogares de las personas.

Podemos encontrar multitud de tazas en el mercado para escoger, de entre las más tradicionales con fotografías impresas en la misma, hasta otras más sofisticadas con variedad de materiales y colores. Incluso el diseño puede ser personalizado si el objetivo es conseguir una taza singular a un bajo precio. De entre todas, una de las más innovadoras y que mejor acogida está teniendo son las tazas con mensaje de bodas de Mr. Wonderful, ya que están siendo tendencias en este tipo de celebraciones.

Dicha tendencia ha sido creada con la idea de orientar este tipo de regalos tanto en el ámbito empresarial, tal y como se hacía antiguamente, como en ocasiones particulares, como es el caso de algunas citadas anteriormente (aniversarios, bodas, cumples…)

En lo que respecta a las bodas, existe igualmente la posibilidad de regalar packs de dos tazas con un mensaje o imagen seleccionado por los novios, de la forma que ellos elijan (romántica, íntima e incluso cómica). Un detalle que, sin duda, podrá ser recordada en cada amanecer.

Por consiguiente, una de las preguntas que asaltan es dónde regalar este producto para publicidad. En esta línea, resulta conveniente aclarar que las tazas personalizadas pueden ser utilizadas en distintos y diversos sectores empresariales, ya sean institucionales o educativos, y ámbitos.

De hecho, una de sus funciones es ser empleada para su uso como presente corporativo para los trabajadores de una empresa, como regalo de fidelización a los clientes, como parte de la campaña de marketing y publicidad de un producto, al mismo tiempo que puede usarse como producto comercial para que los seguidores de una marca en cuestión adquieran el producto. De este modo, se antoja complicado identificar un target comercial en el que no pueda ser utilizado este producto.

Por tanto, el momento regalar depende de la ocasión y del público o sector que haya sido seleccionado. Claros ejemplos son las ferias, en las que se pueden regalar a los clientes interesados en el producto de la empresa, a aquellos que asisten a los congresos, e incluso para obsequiar y premiar, en el caso de tratarse de una taza corporativa, la labor de los trabajadores del negocio.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*