Belleza y SaludDietas

La dieta de la alcachofa: pierde peso y rebaja tu celulitis de forma rápida

alcachofa dieta perder peso

Entre las abundantes dietas existentes la dieta de la alcachofa es una de las más populares, incluso muchos personajes famosos se animan a seguirla. En nuestro país todos recordamos a la pionera de esta dieta, la hija de Rocío Jurado, a quien siguieron una vez conocida, otras muchas como Lolita o la mujer del torero, Jesulín de Ubrique.

alcachofa dieta perder peso

La alcachofa es ideal por su acción depurativa, diurética y laxante e idónea para dietas de control de peso. Contiene flavonoides que estimulan la producción de bilis y enzimas que favorecen el metabolismo hepático eliminando toxinas y controlando los niveles de colesterol y triglicéridos.

Esconde fructo-oligosacáridos que favorecen la proliferación bacteriana y el tránsito digestivo. Tiene minerales esenciales como hierro, fósforo y potasio. Vitaminas A, B1, B2 y C que favorecen el control del nivel de glucemia en sangre y en consecuencia es muy recomendable para diabéticos, quizá por eso la dieta de la alcachofa es una de las más utilizadas y conocidas.

Plan semanal de la dieta de la alcachofa

Seguidamente exponemos un plan semanal de la dieta de la alcachofa que quedaría de este modo:

  1. Empezaríamos el lunes la dieta de la alcachofa tomando para desayunar, zumo de naranja, pan integral con crema de alcachofas y un yogur. A media mañana, té verde o cereales sin leche y queso fresco. Para almorzar, arroz integral, alcachofas estofadas y una manzana. En la merienda, Un vaso de leche de soja. En la cena, alcachofas a la plancha, queso fresco y pan integral.
  2. El martes desayunaríamos zumo de naranja, leche de soja y salvado tostado. A media mañana, té verde y galletas saladas integrales con crema de alcachofas. En el almuerzo, lentejas con alcachofas, zanahorias y puerros, papaya y té rojo. Para merendar, yogur de soja. Y en la cena, pescado a la plancha, crema de alcachofa, un tomate y pan integral.
  3. El miércoles, en el desayuno, yogur de soja, fresas, té verde y germen de trigo. A media mañana, pan integral con queso y té verde. Para almorzar, espaguetis integrales con salsa de tomate natural, queso parmesano, ensalada verde, crema de alcachofas y té rojo. Para merendar, yogur de soja. En la cena, pollo asado, dos alcachofas al vapor y pan integral.
  4. El jueves desayunaríamos zumo de naranja, leche de soja y salvado tostado. A media mañana, queso fresco, dos galletas saladas integrales y té verde. Para comer, pollo con alcachofas, puerros y champiñones, una manzana y almendras. Para merendar, leche de soja. Para cenar, dos huevos con alcachofas, tomate y pan integral.
  5. El viernes para desayunar, zumo de naranja, yogur de soja, fresas y germen de trigo. A media mañana, pan integral con queso panela y té verde. En el almuerzo, garbanzos con alcachofas, acelgas, puerros y comino; una manzana, almendras y té rojo. En la merienda, cereales tostados e hinchados y té blanco. Para cenar, pescado a la plancha, patatas al horno, crema de alcachofas y pan integral.
  6. El sábado en el desayuno tomaríamos zumo de naranja, leche de soja y cereales con fibra. A media mañana, Un kiwi y té verde. En el almuerzo, paella de arroz integral con alcachofas, champiñones y pimiento rojo, espárragos con crema de alcachofas y piña natural. Para merendar, leche de soja. En la cena, brocheta de pollo con alcachofas, champiñones, cebolla y pimiento rojo y pan integral con crema de alcachofas.
  7. Finalmente, el desayuno para el domingo sería a base de un jugo de zanahoria con naranja, leche de soja y pan tostado con mermelada light. A media mañana, fruta fresca, almendras y té verde. Para almorzar, crema de calabaza, patatas rellenas con crema de alcachofas, huevo cocido, puerro y champiñones y papaya. Para merendar, yogur de soja y fruta fresca. Para cenar, pescado a la plancha con ensalada verde y pan integral.

Complementa la dieta de la alcachofa

Como es lógico la dieta de la alcachofa no radica en comer solo alcachofa, consiste más bien, en tomar un complemento de alcachofa y té verde con una dieta hipocalórica. Por eso, en la dieta de la alcachofa se suelen incorporar las cápsulas y pastillas de alcachofa que se venden en cualquier herbolario o tienda naturista. La dosis recomendada es de cuatro a seis diarias, tomando dos, media hora antes de cada comida.

Por otro lado, no es menos cierto que esta no es una dieta milagro, -no existe ninguna- sin embargo siguiéndola a rajatabla, bebiendo mucha agua y haciendo algo de ejercicio se pueden reducir unos 5 kilos mensuales. Además se obtendrán otros resultados muy apetecibles, como la reducción de talla o una piel espectacular. Finalmente, no debéis olvidar  que sin ánimo y constancia ni la dieta de la alcachofa ni ninguna otra podrán suplir a nuestra voluntad.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*