DestacadoSalud

¿Cómo hacer jabón artesano en casa?

jabón artesanal casero

Cada vez es mayor el interés de los consumidores por los productos artesanales. Cosméticos, calzado, ropa, muebles, decoración… los artículos hechos a mano poseen un valor añadido que los consumidores han sabido apreciar y que lleva aparejado un interés por la fabricación. No solo nos gusta adquirir o consumir productos artesanos; queremos también aprender a crearlos.

Jabones artesanos, un placer para la piel

Uno de los productos artesanales más agradable a los sentidos y sencillo de fabricar es el jabón. Hacer un jabón en casa no es complicado y puede convertirse en una experiencia muy gratificante.

¿Cuáles son los ingredientes del jabón artesano? Los jabones están compuestos de una substancia alcalina, generalmente sosa caústica, diluida en agua. A esta materia se le añaden aceites (de oliva, coco o manteca de cacao), principios activos naturales, aromas y colorantes.

Entre las sustancias naturales más utilizadas se encuentran la manzanilla, la menta, la lavanda, o la rosa mosqueta. Algunos fabricantes añaden infusiones de caléndula, magnolia, jazmín o laurel, aunque también se pueden incluir notas más exóticas.

Pasos para fabricar un jabón a nuestro gusto

La mayoría de jabones artesanos se fabrican con el procedimiento de saponificación en frío. Este proceso consiste en mezclar el aceite o ácido graso con la sosa cáustica diluida en agua. La reacción química da lugar a lo que conocemos como jabón y a otra substancia distinta, la glicerina.

Es importante prestar atención a los porcentajes para evitar jabones irritantes o demasiado pastosos. Por lo general, el jabón debe estar compuesto en un 60 % por aceite, una tercera parte de agua con sosa caústica y el resto ingredientes extras.

A continuación vamos a ofreceros una fórmula sencilla para fabricar jabón de coco y lavanda:

Ingredientes del jabón artesano:

  • 500 gramos de aceite de oliva
  • 10 gramos de aceite esencial de lavanda
  • 100 gramos de aceite de coco
  • 80 gramos de sosa cáustica
  • 200 cl. de agua

Preparación del jabón casero:

  1. Poner el agua en un bol de vidrio o cerámica, añadir la sosa caústica, remover hasta que se disuelva y dejar enfriar. Es importante realizar la operación en un lugar ventilado y no inhalar los vapores que se desprenden, porque son muy irritantes.
  2. Mezclar los aceites de oliva y coco en otro bol y añadir la sosa cáustica disuelta. Este es un momento clave y conviene hacerlo con guantes y gafas protectoras.
  3. A continuación habrá que remover bien la mezcla a mano o con la ayuda de una batidora. En esta parte del proceso podríamos añadir las gotas de aceite de lavanda, colorantes, o bien otros principios activos de nuestra elección.
  4. Cuando la mezcla adquiera un espesor parecido al de una salsa densa, será el momento de pasarlo a un molde de silicona. A esta etapa se le denomina trace o trazado. Para saber que el jabón tiene la densidad adecuada, basta con pasar por encima de la mezcla el mango de una cuchara. Si el surco o traza queda bien marcado, estará listo para enmoldar.
  5. Dejaremos el jabón en reposo y tapado durante al menos 24 horas. Si transcurrido ese tiempo está lo suficientemente duro, podremos ya proceder a desmoldarlo. En caso contrario, lo dejaríamos en reposo un día más.

Un ejemplo de buena composición sería la que utiliza LaMalvaFlor.com nuestra tienda de jabones artesanos favorita 🙂

componentes jabón artesano

Fuente de la imagen: https://lamalvaflor.es/

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*