Pareja y familia

¿Cómo discutes con tu pareja?

Discusión de pareja

Cuando convives con tu pareja, las discusiones pueden convertirse en un problema. Gritos, lágrimas y malas caras pueden convertir un hogar en una pesadilla, además de minar vuestra relación. Sin embargo, las discusiones no son malas en sí mismas, ¡solo hay que saber llevarlas! Compartir tus sentimientos, decir en voz alta lo que te molesta y hacer críticas constructivas no debe ser un drama, sino un aliciente a la comunicación abierta. ¿Cómo conseguirlo? Discutiendo de forma saludable con estos 5 consejos de pareja. ¡Dilo con respeto!

  1. Escucha su punto de vista y compréndelo

No hace falta coincidir en vuestra visión de las cosas, pero si es importante comprender la forma de pensar de tu pareja y entender por qué se siente de determinada forma. Para ello, debes escuchar sin reparos y prejuicios. Esto no es un campeonato para ver quien tiene más razón. ¡La realidad estará en un punto intermedio entre ambas versiones!

  1. Aprende a ceder

Cuando tenemos un compañero con el que compartimos nuestra vida, las cosas no serán siempre como nosotros queremos. Habrá días en los que él prefiera pizza y tú hamburguesa, o en los que tú quieras salir y él prefiera quedarse en casa. ¡No montes un dramón! Hay que intentar lograr el equilibrio entre lo que ambos queréis, cediendo un poco mientras él cede otro. Busca el equilibrio.

Discusión de pareja

  1. No ignores a tu pareja

Hay veces en las que discutimos y decidimos evitar al otro durante un rato. Esto es un error. Si esa persona se ha sentado a decirnos que algo le duele y ha abierto su corazón, deberíamos valorarlo. Escúchale, piensa que ha buscado el momento, lugar y palabras adecuadas para decir eso que le tiene preocupado y se merece que nosotros le escuchemos.

  1. No amenaces

Situaciones de enfrentamiento se ven agravadas cuando decimos cosas como “no quiero seguir con esto” o damos un ultimátum. Esto solo conseguirá que el otro se sienta inseguro y tenga miedo dentro de la relación, lo que conlleva situaciones de desconfianza y pena. Si vuestra relación no es un espacio para el entendimiento y la comprensión algo estáis haciendo mal. Las inseguridades harán que todo se desmorone, no abras la puerta a algo así.

  1. No grites

No tiene más razón el que más alto lo cuenta. De hecho, gritar hará que pierdas credibilidad y te pondrá en una situación de nerviosismo en la que es imposible razonar y llegar a un acuerdo. Intenta relajarte, escúchale y no le interrumpas.

¡A disfrutar de tu pareja de forma sana y divertida!

Discusión de pareja

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*