Pareja y familia

Ante todo, ¿protégete!

En la década de los años ’80 se descubrió la existencia del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y desde entonces hasta la fecha los científicos no han tenido tregua en el intento de hallar una cura para el mismo. No obstante, si bien se ha avanzado muchísimo en su tratamiento alargando considerablemente la esperanza de vida de las personas afectadas, lo cierto es que aún no existe una solución definitiva para la saludsexualidad.

En este sentido los especialistas afirman que la mejor forma para luchar contra el VIH es protegerse. ¿Cómo? Fundamentalmente a través de la utilización del preservativo durante la relación sexual.

Pero… ¿utilizar el preservativo te protegerá al 100% de no contraer el VIH?

Debe aclararse que el VIH se transmite esencialmente a través del contacto entre los fluidos del cuerpo que presenten una elevada concentración del mismo. Esto quiere decir que esta enfermedad puede encontrarse tanto en la saliva, como en la orina, el semen, los fluidos vaginales, la leche materna, el líquido amniótico y la sangre.

De esta forma, el VIH no sólo se transmite a partir de la relación sexual sino también de la madre al feto o mediante el uso de jeringas contaminadas o por transfusiones de sangre (obviamente, hoy por hoy se toman todas las medidas higiénicas para que esto no suceda por lo que la principal vía de transmisión del VIH son las relaciones sexuales desprotegidas).

¿Por qué las relaciones sexuales son la principal forma de transmisión?

Sencillamente porque en muchas ocasiones, debido a los movimientos fuertes del pene sobre las paredes de la vagina o el ano, se crean pequeños daños por donde el virus se infiltra rápidamente. Estos daños o lesiones son normales y cicatrizan al poco tiempo pero para ese momento ya la persona se habrá infestado.

Por ello, la mejor forma de prevenir el VIH es utilizar los preservativos, tanto el femenino como el masculino, ya que estos son una barrera física resistente que impide el paso del virus.

Y tú, ¿te proteges adecuadamente o crees que no tienes ninguna probabilidad de contagiarte con el VIH? Ya no hablamos de quedarte embarazada, esto es aún más importante, es tu salud.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

1 comment

Leave a reply

*