Pareja y familia

Cómo afrontar los gastos cuando llega un bebé sin arruinarse

La llegada de un nuevo miembro a la familia supone muchos cambios. Para empezar hay que hacerse a la idea de que, durante una larga temporada, el descanso quedará relegado a siestas de unas tres horas (y esto con suerte de que el pequeño sea regular y duerma sin problemas); la prioridad será atenderlo (dejando supeditadas algunas actividades que, antes, eran un deleite para los padres y suponían su vía de escape: como puede ser salir de fiesta, ir al gimnasio o ir de tiendas) Pero una de las cosas que suponen más sacrificio es la de tener que abrocharse el cinturón. Un bebé supone muchas alegrías, pero también muchos gastos. De hecho, según la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU), de media, una familia gasta al año entre 6.000 y 11.000 euros al año por bebé. 

Como es lógico hay muchas familias que ven como sus cuentas se descabalan por este motivo y es aquí donde puede ser interesante recurrir a pedir un préstamo o un crédito. Con la comparadora Credy24 esta tarea resulta de lo más sencilla porque lo único que hay que hacer es elegir entre créditos rápidos y créditos a plazos. Una vez que se hace esto, hay que seleccionar el importe del préstamo y el plazo de devolución. Con estos sencillos pasos se obtienen todas las ofertas que pueden resultar relevantes, de acuerdo a esos parámetros, para optar por la que más convenga.

En el caso de los créditos al instante lo que más destaca es la rapidez con la que se obtiene el dinero. Son los más recomendados en el caso de que se precise de esa ayuda económica de manera urgente. Una vez que se opta por alguna de las opciones que se muestran (algunas tienen, incluso, comisión cero) lo único que se va a solicitar es rellenar un breve formulario con los datos básicos del solicitante.

Los principales gastos de un bebé y cómo ahorrar

A la hora de calcular los gastos que, se estima, van a ser necesarios para mantener a un bebé, hay algunos que son los más destacados (por su cuantía y por ser, totalmente, imprescindibles)

Uno de ellos es el de los pañales. Se puede contar con que, aproximadamente, 600 euros irán a parar a este gasto durante el primer año. Una alternativa es optar por los pañales de tela (pocos usados en los últimos años); comprar grandes cantidades (hay páginas que hacer descuento por esto) o registrarse en la página de la marca preferida, ya que éstas suelen enviar cupones con rebajas.

Por supuesto, la alimentación será clave para el crecimiento y el desarrollo del bebé. Es recomendable por pediatras (y también como método de ahorro) alargar la lactancia todo lo que se pueda. Después de esto, lo mejor es optar por la fórmula en polvo (pues es más económica)

Como los pequeños no paran de crecer, hay que tratar de no obsesionarse a la hora de comprar ropa y calzado e ir a lo práctico (aunque se de algún que otro capricho)

En cuanto al equipamiento (cunas, cochecito, juguetes, andador…) opta por comprar lo básico e imprescindible. Más adelante siempre se pueden ir adquiriendo otras cosas pero, al principio, lo mejor es priorizar.

¿Te ha gustado?¡Comparte!
Share:

Leave a reply

*